El Palacio de Congresos y Auditorio de Plasencia finalista del Premio Mies van der Rohe de arquitectura

 20 febrero 2019. 11:58

A mediados de enero el jurado del Premio Mies van der Rohe de arquitectura hacía pública la lista de los 40 proyectos nominados tras discutir cuáles son los retos más relevantes a los que se enfrenta la sociedad europea y su arquitectura. Durante aquellos días abordaron diversos temas urgentes que se vieron reflejados en aquella lista en la que se podían contar hasta nueve firmas españolas. Ahora, ya solo son cinco los finalistas, entre los que se encuentra el Palacio de Congresos y Auditorio de Plasencia del estudio Selgascano.

En abril los miembros que forman el tribunal visitarán los cinco proyectos para seleccionar al ganador del premio y también el ganador de la mención al Arquitecto Emergente. El fallo definitivo tendrá lugar el 7 de mayo en el Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona. El jurado ha considerado que los cinco abordan programas indeterminados que permiten a las personas encontrar diferentes formas de usar los espacios y transformarlos en diferentes lugares.

Según resume la revista EL Cultural El solar en el que el estudio Selgascano ha construido el Palacio de Congresos y Auditorio de Plasencia se encuentra en un solar al borde de la ciudad, en el límite entre la ciudad y el campo. Había que elegir, dicen, “entre pertenecer a la ciudad, a lo artificial, o pertenecer a lo natural”. Optaron por lo segundo, de modo que tuvieron que posar el edificio en una cota inferior a la calle. “En nuestra solución decidimos respetar al máximo el terreno en que nos apoyamos, ocupando la menor superficie de parcela posible. Creímos que debía conservar una isla de tierra natural dentro del futuro ensanche”, sostienen.

Los otros finalistas son:

  • La ciudad belga de Melle se encuentra en esta lista con el proyecto PC Caritas del estudio architecten vylder vinck taillieu. PC Caritas, una antigua institución psiquiátrica se convierte en un nuevo tipo de espacio público en una construcción existente. “¿Qué pasa si un entorno construido ha perdido su significado y propósito y qué pasa si ese edificio no se va a restaurar hacia otro programa o funcionalidad y, por lo tanto, se espera que sea demolido? ¿Qué sucede si el edificio se mantiene y se prepara para convertirse en un espacio experimental para re-descubrir, -explorar y -definir otras posibles formas de vida?", son las cuestiones que se plantean los belgas.
  • La plaza Skanderberg de Tirana (Albania) se convierte, gracias al proyecto de Anri Sala, en una sala, un espacio para caminar, para sentarse, jugar y organizar actividades. El nuevo diseño reorganiza el espacio ex-comunista de manera simple pero radical. Así describen los arquitectos su propuesta: “El cinturón verde de la plaza fue considerado como el comienzo de un bosque urbano, el punto de partida de una reflexión sobre toda la ciudad como un ecosistema urbano. La plaza se abordó como parte de un metabolismo, contribuyendo a la mejora de su entorno y consciente de las diversas conexiones con su entorno inmediato y un entorno más remoto”.
  • Si viajamos a Berlín, allí nos encontraremos con el cuarto nominado de esta edición. Se trata de la Terracehouse, un edificio de galerías que combina diferentes formas de uso ideado por la oficina Brandlhuber+ Emde, Burlon and Muck Petzet Architekten, que establece diferentes volúmenes que pueden ser ocupados de diferentes maneras. La estructura del edificio está construido con hormigón y madera contrachapada. “Todas las demás adiciones, como las separaciones espaciales, las realizan los propios usuarios de acuerdo con sus necesidades. Aunque hoy el proyecto cumple con los estándares legales de un edificio comercial, está dirigido a superar la separación entre vivienda y trabajo, comercial y residencial, cuestionando las normas existentes", explican.
  • El último es un proyecto de transformación de 530 viviendas en Burdeos(Francia) de mano de Lacaton & Vassal architectes, Frédéric Druot Architecture y Christophe Hutin Architecture. Su propuesta, basada en el aumento del volumen, luz y las condiciones del aire de los apartamentos, partía de una adecuada planificación y programación del sitio de construcción. Estos factores permitieron “lograr la transformación en solo 12-16 días por apartamento: medio día para colocar la losa, 2 días para adaptar la fachada antigua, 2 días para colocar la nueva fachada y entre 8 y 12 días para renovar los interiores”.

A finales de abril se anunciará el nombre de los ganadores de los Premios 2019 y del 9 al 19 de mayo, en los Mies Architecture Days, las 4 obras finalistas, el edificio ganador y el proyecto premiado con el Emerging Architect Award abrirán sus puertas a todos los públicos para ser visitados y tener una experiencia in situ, junto con los arquitectos y los involucrados en la organización del Premio.

Los otros cuatro finalistas son:

- La ciudad belga de Melle se encuentra en esta lista con el proyecto PC Caritas del estudio architecten vylder vinck taillieu. PC Caritas, una antigua institución psiquiátrica se convierte en un nuevo tipo de espacio público en una construcción existente. “¿Qué pasa si un entorno construido ha perdido su significado y propósito y qué pasa si ese edificio no se va a restaurar hacia otro programa o funcionalidad y, por lo tanto, se espera que sea demolido? ¿Qué sucede si el edificio se mantiene y se prepara para convertirse en un espacio experimental para re-descubrir, -explorar y -definir otras posibles formas de vida?", son las cuestiones que se plantean los belgas.

- La plaza Skanderberg de Tirana (Albania) se convierte, gracias al proyecto de Anri Sala, en una sala, un espacio para caminar, para sentarse, jugar y organizar actividades. El nuevo diseño reorganiza el espacio ex-comunista de manera simple pero radical. Así describen los arquitectos su propuesta: “El cinturón verde de la plaza fue considerado como el comienzo de un bosque urbano, el punto de partida de una reflexión sobre toda la ciudad como un ecosistema urbano. La plaza se abordó como parte de un metabolismo, contribuyendo a la mejora de su entorno y consciente de las diversas conexiones con su entorno inmediato y un entorno más remoto”.

- Si viajamos a Berlín, allí nos encontraremos con el cuarto nominado de esta edición. Se trata de la Terracehouse, un edificio de galerías que combina diferentes formas de uso ideado por la oficina Brandlhuber+ Emde, Burlon and Muck Petzet Architekten, que establece diferentes volúmenes que pueden ser ocupados de diferentes maneras. La estructura del edificio está construido con hormigón y madera contrachapada. “Todas las demás adiciones, como las separaciones espaciales, las realizan los propios usuarios de acuerdo con sus necesidades. Aunque hoy el proyecto cumple con los estándares legales de un edificio comercial, está dirigido a superar la separación entre vivienda y trabajo, comercial y residencial, cuestionando las normas existentes", explican.

- El último es un proyecto de transformación de 530 viviendas en Burdeos(Francia) de mano de Lacaton & Vassal architectes, Frédéric Druot Architecture y Christophe Hutin Architecture. Su propuesta, basada en el aumento del volumen, luz y las condiciones del aire de los apartamentos, partía de una adecuada planificación y programación del sitio de construcción. Estos factores permitieron “lograr la transformación en solo 12-16 días por apartamento: medio día para colocar la losa, 2 días para adaptar la fachada antigua, 2 días para colocar la nueva fachada y entre 8 y 12 días para renovar los interiores”.

A finales de abril se anunciará el nombre de los ganadores de los Premios 2019 y del 9 al 19 de mayo, en los Mies Architecture Days, las 4 obras finalistas, el edificio ganador y el proyecto premiado con el Emerging Architect Award abrirán sus puertas a todos los públicos para ser visitados y tener una experiencia in situ, junto con los arquitectos y los involucrados en la organización del Premio.

El proyecto Palacio de Congresos y Auditorio de Plasencia

Según declaraciones de los autores recogidas en el blog de arquitectura arqa.com: Durante la realización del concurso concluimos en que había que elegir. Entre pertenecer a la ciudad, a lo artificial, o pertenecer a lo natural. No podía ser de ambos y optamos, como siempre, obedeciendo a un impulso obcecado siempre en esa dirección, por la segunda opción. Esto nos obligó a posar el edificio en una cota muy inferior a la calle, debido a que el desnivel creado entre un mundo y otro era importante. Lo artificial era tan agresivo que había formado un talud de 17 metros de altura sin el mínimo miramiento a la orografía natural que permanece enterrada debajo. Opuestamente, y como reacción ante lo que supone un imparable arrollamiento, en nuestra solución decidimos respetar al máximo el terreno en que nos apoyamos, ocupando la menor superficie de parcela posible.

Creímos que este edificio, principal edificio placentino construido en este siglo, debía apropiarse ese lujo y conservar una isla de tierra natural dentro del futuro ensanche; aunque con el tiempo acabe como un pequeño charco del mar existido, sin posibles compañeros. Sólo en sueños crea una ligera descarga que se transmite al resto del entorno, al resto de piezas que vienen detrás y se ven obligadas a vararse como naves respetando este mar olisqueado.

Nomeolvides. Nos gusta el nombre de esta flor; y también que sea de una flor. Por el lado oeste de la parcela pasa la carretera de salamanca, la antigua vía de la plata y pasará la futura autovía de la plata. En este lado oeste están las

vistas mejores de la serranía de Gata. Desde todo este oeste el edificio se verá en la distancia. Se verá al pasar con velocidad subido en un coche. Esto nos hizo plantearlo como pieza de presencia inmediata, a decidir que debía ser luminoso por la noche, para ser de día y también de noche una señal nítida para el pasajero. Así se establece un cruce entre la sensación y la realidad, entre la situación del que parece que va a moverse y del que se mueve.

Nomeolvides… di si su aspecto final te recuerda a qué: “No definas la forma, no te importe, es la que es…”: Es debida a la sección del edificio, debida, como ya hemos comentado, a apoyar en tierra la menor parte posible, que corresponde con la zona del escenario y el arranque del graderío de la sala principal. La sección de esta sala es la que, partiendo de ese arranque, continúa marcando la forma y se va completando al superponerle por encima el resto de programa pedido: El hall de entrada, la sala secundaria de 300 personas divisible en tres de cien, la salas de exposiciones y la zona de restauración.

La entrada se produce a la cota de la calle urbanizada a más de 17 metros de altura de diferencia con la parte inferior del edificio, y entro por medio de una pasarela naranja a un gran cañonazo vertical de 12 metros de altura y del mismo color, donde acentúo la visión del campo, de las estribaciones, de la serranía de Gata. Desde allí se puede discurrir, subir o bajar, alrededor de toda la cáscara central de hormigón envuelta por un juego de rampas y escaleras espiraloides que van mezclando espacios exteriores e interiores. Esto tiene dos motivos, la economía y aquello definido por Horace Walpole como serendipia. Economía porque no cerramos con vidrio ni climatizamos ciertas partes. Serendipia por el cruce de espacios, dentro, fuera, dentro; por la mezcla de sus climatologías; por la casual posibilidad de…

Los materiales los clasificamos en dos grupos: piel y huesos. Esto no quiere decir estructura y fachada. Quiere decir parte maciza y quieta y parte ligera y elástica. De la parte maciza son el hormigón y la madera que se emplean en todo el cierre de salas interior. Hormigón cuando es necesario por estructura, que se encofra con tabla fina de madera sin machihembrar, cortada longitudinalmente a la mitad de ancho para conseguir una textura mayor. Irá siempre pintado para que sólo tenga textura, no tonalidad. Cuando no sea necesario el hormigón, colocamos sobre rastreles la misma madera para encofrar,pintada del mismo color que el hormigón.

De la parte ligera forman parte 5 materiales principales: Primero todo el cableado y tubos de la estructura metálica de acero para la fachada; segundo el ETFE en color blanco y verde agua que completa esta fachada exterior; tercero el acero inoxidable que completa estas fachadas en sus laterales inferiores; cuarto el panel sándwich con nido de abeja Blizzard air-board en color naranja para todo el hueco de entrada y en color blanco para la parte de exposiciones superior; y quinto el pavimento de rampas y escaleras de membrana continua de poliurea sobre resinasepoxi en dos colores distintos verde y rojo, diferenciando las dos espirales que se entrecruzan.

 

Comentarios

Load more comments

 

Manténgase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín para recibir las noticias de Mapei