Impulso de la construcción industrializada de viviendas

Hace unos meses hablamos en el blog construccionyrehabilitacion.com sobre que “la prefabricación en la construcción llegó a España para quedarse hace años”, ahora nos hacemos eco de un artículo sobre misma temática titulado “La construcción industrializada de viviendas” que profundiza en las propuestas actuales existentes en el mercado, publicado previamente en el blog de FLC.
 25 marzo 2019. 00:05

En los últimos años, la construcción industrializada de casas ha dado un paso adelante en su desarrollo en nuestro país. Si hace diez años el parque inmobiliario de este tipo de viviendas era muy escaso, cada vez son más las promotoras que apuestan por ellas.

Una de las primeras empresas que se inició en este tipo de construcción en fábricas ha sido Vía Célere. A través de Conspace, el área de industrialización que puso en marcha en 2014, la empresa fue pionera en la construcción de viviendas industrializadasdesde su fábrica en Navalcarnero (Madrid). En 2015, Conspace logró producir hasta 500 unidades de sistemas modulares de baños.

Recientemente, Vía Célere ha lanzado el primer bloque de pisos 100% industrializado. En concreto, el edificio residencial, situado en Boadilla del Monte, contará con 17 viviendas y está previsto que se entregue en 2020. La compañía estima que podrá finalizar la obra en siete meses, lo que supone una reducción de un año en los plazos que representaría un modelo de construcción tradicional. A esta primera promoción de viviendas multifamiliares industrializadas, está previsto que se sume una segunda de 27 viviendas con este mismo sistema en la localidad madrileña.

El porqué de esta tendencia en el sector está claro. Además de la importante reducción de los plazos de construcción del proyecto, son muchas otras las ventajas que presenta esta nueva forma de construir: el trabajo en una fábrica proporciona una mayor seguridad a los trabajadores, además de que ayuda a disminuir el desperdicio de materiales. Asimismo, los controles de calidad a los que se someten las cadenas de montaje de las viviendas ayudan a mejorar la calidad de los acabados, reduciendo a cero la probabilidad de error en el montaje de las piezas.

En este sentido, la aplicación de la metodología BIM (Building Information Modeling)juega un papel fundamental, ya que permite construir los edificios de forma virtual antes de hacerlos físicamente. De esta manera, cualquier incompatibilidad de sistemas o planos en el proyecto se detecta inmediatamente y se puede corregir antes de llevarlo a cabo.

Otra de las primeras empresas que apostó por este tipo de construcción en nuestro país fue Aedas Homes. La promotora gestiona en la actualidad seis promociones “Offsite” (fuera del solar) con más de cien viviendas en Madrid, Torrejón de Ardoz, Estepona (Málaga) y Boadilla del Monte. En esta última localidad, Aedas Homes tiene previsto el lanzamiento de dos nuevas promociones de hasta 13 viviendas unifamiliares. La entrega de las llaves de la primera de sus promociones “Offsite” está prevista para el próximo verano.

Por su parte, SDIN (Solvia Desarrollos Inmobiliarios) ya se encargó en 2015 de la construcción de diez viviendas unifamiliares en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona). A través de un sistema modular, las viviendas fueron construidas en su mayoría en hormigón y en fábrica en un plazo de seis meses. Mediante un sistema de construcción tradicional este plazo se habría extendido a más del doble de tiempo. En la actualidad, la promotora está inmersa en dos promociones con fases industrializadas en Mollet del Vallès y Terrassa.

Entre las últimas compañías españolas que se han sumado a este tipo de construcción encontramos al Grupo Avintia y el Grupo Cándido Zamora. Ambas promotoras lanzaron el pasado mes de enero el “VIOM System”, el primer sistema industrializado para la construcción de estructura, fachadas y acabados interiores en obras de ejecución. Este modelo construye edificios a partir de su propio sistema de paneles prefabricados (EBW). Éstos incorporan las capas necesarias para resolver las prestaciones de un edificio: una capa externa que forma la fachada visible del edificio; otra intermedia, que resuelve el aislamiento térmico y acústico del edificio; y una interna que realiza sostenimiento estructural del edificio y contiene todas las instalaciones técnicas. Por último, el sistema cuenta con un acabado interior que aporta calidez y elegancia a las estancias interiores.

Otras grandes empresas del sector, como Metrovacesa o Neinor, están estudiando implantar este tipo de construcción en sus proyectos. Un proceso, que ya se vislumbra imparable, supondrá en muy poco tiempo un cambio radical en la construcción de viviendas en España.


Comentarios

Load more comments

 

Manténgase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín para recibir las noticias de Mapei