RE-CON ZERØ EVO, avanzando hacia el Real Decreto 163/2019

“La recuperación del hormigón devuelto en fresco a central con la nueva instrucción técnica de control de producción del hormigón (Real Decreto 163/2019) y RE-CON ZERØ EVO”. Artículo de José Antonio Rodríguez, Director Técnico de Aditivos de Hormigón y Norberto García, Market Development Manager Aditivos de Hormigón de Mapei.

 
17 de marzo de 2021

INTRODUCCIÓN
La entrada en vigor del Real Decreto 163/2019, de 22 de marzo, por el que se aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de hormigones en central marcará un cambio en la sistemática de trabajo de las plantas de hormigón al introducir una serie de novedades de carácter técnico y reglamentario que afectarán a todos los hormigones fabricados en central. 

Con la derogación de la anterior Orden del 21 de noviembre 2001, la nueva normativa pretende incorporar todos los cambios y actualizaciones que se han ido produciendo en estos últimos años tanto en las normas de especificaciones y ensayos de los materiales componentes del hormigón (cementos, áridos, aditivos y adiciones) como en los ensayos del hormigón en estado fresco y endurecido. 

Además, supone una mejora en la trazabilidad del hormigón, garantizando un mayor control de la producción, una correcta elaboración del producto y, sobre todo, una mayor transparencia y seguridad para todas las partes interesadas. 

Con esta finalidad, la Instrucción Técnica establece, entre otros, la necesidad de disponer de personal técnico para establecer “las recetas de dosificación” y una persona responsable de la fabricación (Art. 3) para después abordar con detalle el control a realizar en cada una de las etapas que constituyen el proceso productivo de una planta de hormigón: 

  • Materias primas (Art. 4): ensayos a realizar, frecuencia, necesidad de Marcado CE, etc.

  • Instalaciones (Art. 5): verificaciones de los equipos de dosificación, amasadoras, transporte, etc. 

  • Producto (Art. 6): certificados sobre la no manipulación de los equipos de dosificación (o declaración responsable), ensayos del hormigón en estado fresco y endurecido, etc.

  • Suministro (Art. 7): control del hormigón previo y durante el suministro, certificado de garantía final del suministro, etc.

  • De la documentación y trazabilidad (Art. 8): registro de todos los ensayos realizados a cada uno de los materiales componentes de hormigón. 

Todo ello sin olvidar los requisitos que deben cumplir los laboratorios (Art. 9) que realizan los ensayos de control de producción contemplados en la Instrucción (ya sean propios o subcontratados), las inspecciones obligatorias a central (Art. 11) que debe realizar un Organismo de Control acreditado, al menos, cada 4 años para comprobar el cumplimiento de todos los criterios mencionados y el control de los aspectos ambientales (Art. 10), potenciando la minimización de residuos durante la fabricación del hormigón y fomentando el reciclado de los mismos para contribuir a una mayor sostenibilidad de las estructuras del hormigón (Anejo 13 de la Instrucción de Hormigón Estructural EHE-08).

EL REAL DECRETO 163/2019 Y RE-CON ZERØ EVO
Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el fabricante de hormigón a la hora de aplicar el Real Decreto 163/2019 es la dificultad de garantizar la trazabilidad en cuanto a garantías documentales o ensayos realizados a una amasada (o unidad de producto) que contiene un resto de hormigón devuelto en fresco a la central.

Anteriormente, el fabricante reutilizaba estos restos de hormigón devueltos siempre y cuando se cumplieran dos requisitos que, en la práctica, eran difíciles de compaginar: 

  1. Clase resistente: El hormigón fabricado con el resto de hormigón devuelto debía ser de clase resistente inferior al del resto de hormigón incorporado. 

  2. Tiempo máximo de uso:  El tiempo máximo de uso del hormigón fabricado con el resto de hormigón viene determinado por el tiempo transcurrido entre la adición de agua de amasado al cemento y los áridos del resto de hormigón incorporado. De esta forma, esta reutilización queda reducida a obras muy próximas de la central de hormigón, con poco transporte y fácil descarga (ej. vertido directo) para asegurar el cumplimento de un tiempo máximo de uso mucho más reducido.

Por todo ello, el fabricante prefiere, en ocasiones, verter el resto de hormigón fresco devuelto en un reciclador para recuperar el árido grueso y tratar/gestionar la mezcla cementosa resultante (lodos de cemento y árido fino). Otros fabricantes prefieren utilizar estos restos de hormigón devueltos para el relleno de moldes con fines decorativos, para la demarcación de la planta, etc. o proceden al vertido del hormigón devuelto en zonas habilitadas en la planta en forma de tortas que, una vez endurecidas, se gestionan como residuos de la construcción y demolición (RCD).

Muchos de los centros de tratamiento de RCD terminan triturando este residuo de “gran calidad” (al ser muy homogéneo en cuanto propiedades y no contener otros elementos como yesos, azulejos, etc.) para fabricar árido reciclado que puede volver a la cadena de valor del hormigón si dispone de Marcado CE (s/n la norma UNE-EN 12620+A1) y cumple con lo establecido en el Anejo 15 de “Recomendaciones para la utilización de hormigones reciclados” de la EHE-08. 

En cualquier caso, todas estas actuaciones suponen para el fabricante de hormigón un elevado coste de gestión y tratamiento de los residuos generados, un aumento de los consumos (agua, energía eléctrica luz, etc.) y un aumento en la complejidad de los procesos productivos en la central (ej. gestión de las tortas de hormigón endurecido, operaciones de mantenimiento, averías, habilitación de nuevas áreas para el almacenamiento de residuos y/o del reciclador, etc.)

Con todo ello, MAPEI ha desarrollado en sus Laboratorios de Investigación y Desarrollo un producto revolucionario, RE-CON ZERØ EVO, que pretende, por un lado, favorecer la reutilización del hormigón devuelto en fresco en forma de material granular minimizando los costes asociados a la gestión del hormigón devuelto (residuos, consumos, etc.) y, por otro, garantizar la trazabilidad del material granular (árido reciclado cuando el fabricante solicite su Marcado CE s/n norma UNE-EN 12620+A1) de cara a cumplir las garantías documentales y ensayos exigidos a los áridos en el Real Decreto 163/2019.

RE-CON ZERØ EVO transforma el hormigón residual devuelto, directamente sobre el camión hormigonera, en un material granular que, después del secado (Foto 1), puede sustituir a los áridos naturales y/o triturados bien parcialmente en la producción de hormigones estructurales (≤ 20% de árido grueso reciclado según Anejo 15 de EHE-08) o incluso íntegramente en el caso de hormigones de limpieza, zanjas, etc. (hormigones no estructurales), lo que sin duda contribuye a la sostenibilidad de las estructuras de hormigón y favorece la adjudicación de concursos públicos donde, cada vez más, se potencian los hormigones con menor huella ecológica.  

FOTO 1. Árido reciclado obtenido tras la aplicación de RE-CON ZERØ EVO al resto de hormigón devuelto en fresco a la central.

RE-CON ZERØ EVO permite transformar 1 m3 de hormigón devuelto en más de 2 t de áridos de calidad (retorno de materia prima a la cadena de valor en forma de árido reciclado) y no genera residuos ya que el conglomerado se recupera totalmente. De esta forma, se reducen los costes de gestión del residuo inerte o RCD y la generación de aguas de lavado cargadas de finos cementosos que también hay que tratar y gestionar.

Además, tras el tratamiento con RE-CON ZERØ EVO, el interior de la hormigonera queda extremadamente limpio, siendo menor la cantidad de agua necesaria para el lavado de la cuba hormigonera que en condiciones normales de trabajo.

Con todo ello, RE-CON ZERØ EVO constituye una potente herramienta para poder transformar el hormigón devuelto en un material granular que puede emplearse como árido reciclado, reduciendo los costes asociados al transporte, gestión de los residuos, consumo de recursos (energía y agua) y permitiendo disponer de un árido reciclado trazable a lo largo del proceso productivo que contribuye a la sostenibilidad de las estructuras de hormigón.

RE-CON ZERØ EVO
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS 

RE-CON ZERØ EVO es un producto bicomponente en polvo formulado con polímeros y compuestos inorgánicos desarrollada en los Laboratorios de MAPEI que permite recuperar en un tiempo muy breve, directamente sobre el camión hormigonera, los restos de hormigón en fresco que son devueltos a la central de hormigón.

En la Figura 1 se adjunta la dosificación de sendos componentes (Parte A y B) y los tiempos de amasado en hormigonera de RE-CON ZERØ EVO antes de la descarga del resto de hormigón devuelto ya como material granular (árido reciclado).

FIGURA 1. Dosificación y tiempos de amasado en hormigonera del hormigón devuelto en fresco antes de su descarga como material granular.

Una vez finalizado el proceso de mezcla, el material granular debe descargarse en el suelo sin formar un único montón (Foto 2), distribuyendolo sobre un área lo más amplia posible, removiendolo de vez en cuando (en función de la temperatura) hasta que el material esté consolidado y endurecido y pueda almacenarse en su acopio correspondiente.

FOTO 2. Operaciones de descarga y volteo del material tratado con RE-CON ZERØ EVO. 

RESULTADOS OBTENIDOS 
Las características del material granular obtenido con RE-CON ZERØ EVO dependen de:

  • Las características fisicoquímicas de los áridos de partida.

  • El tipo de cemento y la relación agua/cemento del hormigón devuelto.

  • El espesor de la capa de cobertura (proceso de maduración / secado).

A efectos ilustrativos, se representa el módulo de finura de los áridos originales con los obtenidos con RE-CON ZERØ EVO (Figura 2) así como la comparativa del desarrollo Rck del hormigón de referencia y el fabricado con el 50% de árido obtenido con RE-CON ZERØ EVO en sustitución de los áridos gruesos originales (Figura 3).

FIGURA 2. Comparativa entre el módulo de finura de los áridos originales y los áridos obtenidos con RE-CON ZERØ EVO.

FIGURA 3. Comparativa del desarrollo Rck del hormigón de referencia y el fabricado con el 50% de árido obtenido con RE-CON ZERØ EVO en sustitución de los áridos gruesos.

CONCLUSIONES
La entrada en vigor de la nueva Instrucción Técnica de control de producción del hormigón constituye un paso adelante para mejorar la trazabilidad de los materiales que componen el hormigón y de todo su proceso de fabricación y suministro, aportando mayor transparencia y seguridad al usuario final.

Entre todos los aspectos destacables de la nueva normativa se sitúa la necesidad de disponer de garantías documentales y ensayos de los materiales que componen el hormigón con objeto de poder conocer la trazabilidad de la amasada (o unidad producto).

Los restos de hormigón devueltos en fresco a la central siempre ha sido un quebradero de cabeza por los fabricantes de hormigón que, en el menor de los casos, han podido reutilizarlos en la fabricación de hormigones de clase resistente inferior, pero, en la mayoría, de una forma u otra, se han visto obligados a gestionar la devolución como un residuo aumentando sus costes y complejidad de sus operaciones.

El producto bicomponente RE-CON ZERØ EVO de Mapei es un producto para la recuperación sostenible del hormigón devuelto que ofrece beneficios ambientales, sociales y económicos.

El tratamiento con RE-CON ZERØ EVO valoriza el hormigón devuelto, transformándolo en un material granular que puede ser reutilizado como árido reciclado para hormigón (conforme a la Norma UNE-EN 12460+A1) minimizando los costes gestión y tratamiento frente a otras alternativas más tradicionales (ej. recicladores de hormigón, gestión de tortas de hormigón endurecido, etc.) Así mismo, permite mejorar la trazabilidad del material recuperado cumpliendo así con los requisitos establecidos en la nueva Instrucción Técnica, reduciendo la cantidad de residuos generados en el proceso productivo y, por tanto, contribuyendo también a la sostenibilidad de las estructuras de hormigón. 

RE-CON ZERØ EVO no produce residuos, se añade directamente a la hormigonera y no requiere de planta de tratamiento. El hormigón devuelto se reutiliza íntegramente reduciendo la cantidad de residuo inerte que se envía al vertedero, reduciendo así el impacto ambiental y los costes de gestión. Además, se incrementa el uso de material reciclado y se reducen los impactos ambientales asociados al transporte al obtenerse el árido reciclado dentro de la propia central de hormigón.

Desde Mapei estamos convencidos que RE-CON ZERØ EVO facilitará la aplicación de la nueva Instrucción Técnica de control de producción, favoreciendo la trazabilidad y reutilización de materiales para avanzar en la sostenibilidad de las estructuras de hormigón con un menor coste y mayor seguridad para el consumidor final.

 

Sostenibilidad hormigón RE-CON ZERØ EVO

Manténgase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín para recibir las noticias de Mapei